Alejandro tiene todos los motivos para ser feliz en su corazón


A sus 5 años, Alejandro fue diagnosticado con la Enfermedad del Coat, un proceso crónico de desprendimiento de retina; estuvo en revisión por varios meses y 3 años después cuando iba a ser operado para ponerle una prótesis, fue requerida una radiografía en la que le encontraron una masa anormal en su ojo e inmediatamente fue remitido a nuestro Hospital.

Hace 3 meses llegó al Hospital Infantil San Vicente Fundación, donde le diagnosticamos un cáncer ocular, empezó su proceso de quimioterapia y su calidad de vida ha mejorado notablemente, ahora es un niño mucho más alegre y motivado. Ya tuvo su primera cirugía con nuestro equipo de especialistas y fue exitosa, según él, desde entonces no siente dolor ni molestia alguna.

Para su mamá, Alejandro es su razón de vivir; él le ha enseñado que no hay motivos para afligirse, que la enfermedad es momentánea y que además tiene toda la fortaleza para superarse y vencer la enfermedad, porque su fe está intacta.

Alejandro sueña con ser constructor, por eso comenzará a estudiar de forma virtual para recuperar las clases que ha perdido por su tratamiento. Quiere que cómo él, muchos niños también tengan una recuperación exitosa, por eso siempre les dice: “Estén tranquilos que se van a sanar y todo va a estar bien”.

Tu aporte ayuda a que muchos niños como Alejandro sientan este mensaje en su corazón y reciban el tratamiento adecuado.