Más que vencedor


 

Como el título lo define, así es Daniel, este pequeño de 3 años de edad diagnosticado con retinoblastoma bilateral, un tipo de cáncer ocular en el cual se ven afectados ambos ojos y, que de no ser tratado a tiempo, puede llegar a generar la pérdida total de la visión.

Desde Guayaquil, Ecuador, en donde vive Daniel con su familia, su madre Alejandra conoció el programa de Retinoblastoma del Hospital San Vicente Fundación en Medellín, uno de los más especializados de Latinoamérica, pues estaba en búsqueda de un lugar que le brindara una atención de alta calidad para el tratamiento que necesitaba su hijo, ya que en su país no contaba con procedimientos avanzados para este tipo de cáncer y la urgencia de su hijo no permitía espera.

A la edad de un año y dos meses, detectaron que Daniel tenía una coloración rojiza anormal y al tiempo fue diagnosticado con retinoblastoma;  estuvo en tratamiento en su país por 7 meses y cuando vieron que no era suficiente, además de que ya había perdido uno de sus ojitos, decidieron buscar recursos a través de campañas por redes sociales y 3 meses después lograron recoger lo suficiente para trasladarse a Colombia.

Acá en nuestro Hospital fueron recibidos por todo el equipo de especialistas con los brazos abiertos y de inmediato comenzó a ser parte del programa. De 5 procedimientos de Quimioterapia Intra-Arterial programados, solo bastaron 3 para Daniel recuperara su visión y el cáncer no hiciera metástasis.

Gracias a tu ayuda más niños como Daniel que nos visitan desde otros países, pueden acceder a la atención de alta calidad de nuestros especialistas. Ahora Daniel viaja con su mamá Alejandra cada dos meses a recibir su tratamiento complementario y la mejoría que ha tenido él durante los 9 meses que lleva con el Hospital Infantil ha sido evidente. Hoy es un niño mucho más alegre, sociable y cada día demuestra más su interés por aprender y cumplir sus sueños. Los médicos, enfermeras y toda su familia, resaltan que es un niño muy travieso y receptivo, le encanta pintar y bailar, y promete cada día estar mejor.