Un travieso y dulce corazón


fotosPagina701x367 1 Un travieso y dulce corazón

Con solo un año, Maximiliano tiene un espíritu travieso, disfruta cuando su hermana mayor se enoja; él coge sus juguetes y los esconde, de esta manera puede correr y gritar mientas que ella lo sigue por toda la casa.

Un día, su madre preparaba el agua para bañarlo, se escapó de los brazos de su abuela y por accidente metió su brazo izquierdo al agua, lo que provocó una grave quemadura

Según Tatiana, su madre, para ellas “fue un momento angustiante y de mucho dolor”, inmediatamente lo ingresaron por urgencias al Hospital Infantil de San Vicente Fundación y durante 15 días fue tratado por un equipo de especialistas, quienes en compañía de su madre, lograron una rápida recuperación.

Maximiliano sueña con volver a ver a su hermana, y para cumplirlo el equipo médico del Hospital Infantil trabaja incansablemente, brindándole así a sus pequeños pacientes la mejor experiencia en el servicio.